Comida y castigo

Entre  1982-84 estuve en Lubango, exactamente en la rotonda de Huila. Estuvo muy tranquilo aquello por allí, solo que estábamos hasta la coronilla porque teníamos que levantarnos todos los días a las 5 a hacer guardias antiaéreas.

Referente al hambre que se pasaba sí tengo que contar que había meses  en que solo comíamos arroz y frijoles, y aquellos frijoles eran agua.  Figúrate que teníamos que dejarlos en la bandeja de un día para otro y como hacía mucho frío aquello se ponía duro en la noche y así los comíamos al otro día.

Un día nos robamos el camión de de la unidad de flecheros -que era donde yo estaba- para salir a buscar comida a un pueblo cercano. Da la casualidad de que dieron alarma de combate y el camión no estaba  y no pudo salir la unidad.

A los que nos robamos el camión nos llevaron presos para el regimiento. Parece que nos iban a llevar para Cuba, pero nos salvamos porque creo iba de visita por el regimiento  el político de las FAR de Cuba y cogieron miedo de que dijéramos por qué nos robamos el camión, o sea, que había sido por hambre ya que no nos daban carne. Parece que por eso nos soltaron.

(Testimonio del lector Luis)

21 respuestas

  1. Angola a mi personalmente ma trae tantas tristeza de los recuerdos alli senbrados en mi alma,una pequena historia pero verdadera fue cuando un grupo que terminaba su micion y se dirigia al aeropuerto de lubango para tomar el avion que los trasportaba a Luanda la capital para regresar a Cuba tuvieron un acidente en un gas 63 perdieron su vida , el camion cojio un bache de los grandes que en la carretera se encontraban y salieron de la cama de atras del mismo y casi todo murieron ,todos jovenes de 20 anos de edad ..
    La gerra es lo mas sucio y respunante que pueda existir en este planeta.

  2. En 1980-1982 en la sona de rocana , chivenba serca del rio cunene los sudafricanos atraves de una enboscada mataron a 6 de los acesores y oficiales de mi unidad,los crucificaron en la calle le picaron sus manos y la introducieron en sus barriga, asi como el pene en la boca de cada uno, esto fue horrible para mi nunca lo olvidare , ademas perzonas muy queridas por nosotros y muy familiares que atraves de mucho tiempo de estar juntos heramos como familia,nosotros perteneciamos a la unidad de destino especial de lubango y el mas joven hera yo.
    Si hay alguien aqui que sabe de este echo y es de mi epoca me gustaria compartir sobre lo que alli ocurrio…

  3. Yo estuve n Angola en el 88 al 90 y mas nunca supe nada de los que estuvieron con migo quisiera encontrar alguno estuve en luanda .huambo .menonge el kuatil.cubal fuy como comunicador del nint del interor y despues me pasaron alas far hoy vivo en miami pero siempre e sonado con volver a Angola aunque sea de visita

  4. Estube en Angola, y no recuerdo como se llamaba aquella carne enlatada, que sabia a rayo, que nunca me acuerdo.Solo se que era una lata grande y delgada, pero su contenido olia a carne podrida, los unicos que se la comian eran los angolanos que estaban con nosotros.

    • Gran diferencia existía entre nuestra dieta y la del personal técnico o de aseguramiento, que aunque tampoco les faltaron el arroz y los frijoles, un día le tocaba sardinas y al otro “Vanderlan”.
      Dentro de las latas de Vanderlan se podía encontrar, junto a cualquier cantidad de picante, la carne en forma de picadillo y cualquier otra cosa.
      Eran unas latas de forma cilíndricas procedentes de los países nórdicos y que se enviaban (como donación) a los países en vías de desarrollo, que hubieran sido declarados, por las Naciones Unidas, como países en estado de emergencia.
      Según lo que nos habían dicho, los convenios firmados entre Cuba y Angola establecían, que el gobierno angolano se encontraba comprometido a suministrar el 50% de los abastecimientos de alimentos a las tropas cubanas. Debido a la situación de Cuito Cuanavale, ya se habían negado a concedernos los abastecimientos para el incremento de nuestras fuerzas, pero siempre nos llegaba algo.
      El Vanderlan no se lo comían ni los nativos que se estaban muriendo de hambre y lo obsequiaban con mucho gusto a los camaradas cubanos.
      Al parecer no era tan malo. Que sepamos ninguno de los soldados, cubanos, murió por intoxicación o por hambre. Pero si que muchos padecieron gastritis, hemorroides, vómitos y diarreas crónicas durante el tiempo de servicio. Claro, esto podía atribuírsele a “factores colaterales”.

      • yo estuve en menongue, pase un hambre de mil demonios, aparte de los hostigamientos , las patrullas y las emboscadas, es una falta de respeto al pueblo de cuba, y a todos los veteranos cubanos como vivían los jefas os en luada y como pasaban hambre los soldados que morian por la patria en el sur de angola , esa guerrra es una vergueza, y critican a los yanquis, tengo un compañero, buscadose la vida sin piernas perdidas en angola, vendiendo cacauetes(manis), en la estacion de autobus de matanzas, es el pago por luchar en angola por el socialismo, en africa, al servicio del comunismo.gracias a dios regrese de una pieza, ahora soy exiliado y no cuento como veterao de guerra. que malos so los yanquis no?

      • Hola Raúl,

        Me gustaría que contara un poco más detalladamente las diferencias en la calidad de vida entre los soldados y el mando militar, y si es posible la historia de su amigo, cómo perdió las piernas.

    • vandelan se llama esa carne de puerco enlatada, comimos mucho la misma

    • La carne se llama bardeslan o así le deseamos los cubanos mi nombre es rolando estuve en mukope cunene

    • Banderland.

  5. En cuanto a comida y castigo, aqui va una anecdota que presencié. En mi unidad eran siempre dos soldados los que llevaban el correo al regimiento cada dia y recogian lo que hubiera llegado. Por lo general habia un camion que iba todos los dias de nuestro campamento a ese lugar, a veces dos veces al dia. Un dia no hubo camion por no haber petroleo y los dos soldados de turno tuvieron que ir a cumplir su mision a pie. Como la Caperucita Roja o Ricitos de Oro, se desviaron de su camino y se entretuvieron en otras cosas, en su caso, con unas cuantas kwanzas en el bolsillo se desviaron hacia la candonga, se compraron una botella de vino y se la tomaron. Nuestro batallon era bastante mal visto por las otras unidades, por una simple razon que llevaba al equivoco siempre: usabamos boinas rojas, las mismas boinas que usaba la Prevencion (o Policia Militar, encargada de cazar desertores o profugos Ddel SMG, o sea Servicio Militar General) y con los cuales nada teniamos que ver. Pero los demas soldados y oficiales nos veian con rencor y miedo, y hasta el Estado Mayor de la Guarnicion a la que perteneciamos se atrevian a «embarajarnos» cuotas de comida y combustible, en represalia por viejas rencillas ocurridas con la Prevencion en Cuba, y nos dormian con el cuento de las asignaciones que no habian llegado.
    Cuento este detalle porque fue decisivo en lo que sucedio a mis dos companeros. Ellos tras la consiguiente embriaguez perdieron el control y viendo unas gallinas y pollos que deambulaban libres a la orilla del camino le dispararon, con la idea de recoger algunos y llevarlos de regreso al campamento y asarlos en grupo. No previeron que ese «inocente» tiroteo que armaron para cazar unos pollos, fue en la cercania de una kimberia, y no muy lejos del Regimiento. Los habitantes de la kimberia interpretaron el «asalto» como una muestra de violencia de los cubanos hacia ellos, y desde el regimiento la guardia reportó el tiroteo a plena luz del sol, perfectamente visible desde las postas. Un cuarto de hora despues los habian hecho prisioneros y dieron la alarma de combate a nuestro batallon. El objetivo era realizar un conteo fisico, que fue innecesario pues en una escuadra como la nuestra solo faltaban oficialmente dos hombres y todos sabian que eran los del correo, pero el jefe del Batallon queria estar seguro de que eran dos hombres de los nuestros los del cuento…
    Fueron apresados y enviados a nuestra unidad hasta ser juzgados por el tribunal de guerra.
    Alli los trinkas los metieron en un calabozo (que quedaba dentro del dormitorio de los oficiales) les pusieron dos guardias frente a la reja de hierro con candado, y prohibieron a todo el mundo contacto con ellos. Se les prohibio darles cafe ni cigarros, bañarse o afeitarse, y se les permitio una sola comida al dia y eran escoltados hasta la letrina por dos soldados del batallon «suicida» como le decian a los reclutas del SMG de nuestro batallon mixto. Los trinkas solian asomarse a la reja a mirarlos durante largos minutos sin decirles nada, para martirizarlos sicologicamente; cosa innecesaria pues ellos jamas negaron la tonteria que habian cometido. El jefe de su escuadra pidio permiso para llevarlos a bañarse cuando ya llevaban tres dias alli, y les fue concedido al 5to dia, cuando ya apestaban mas que el resto (en nuestro campamento no habia agua , habia que traerla en pipas del regimiento y eso ocurria una vez a la semana. Los que intentaron bañarse con agua de unos pozos cavados en la arcillosa tierra de aquel lugar terminaban podridos de pustulas y costras en la cabeza). Al final se les hizo el juicio, los trincas expropiaron todas sus pertenencoias, con el pretexto de que la mitad pertenecia al Ejercito por ser cosas militares, y la otra mitad era producto del candongueo, considerando como pacotilla efectos personales traidos de Cuba. Uno de ellos tras mucho esfuerzo logró salvar su reloj porque pudo mostrar que fue un regalo de su padre fallecido, que habia recibido como Vanguardia Nacional en Cuba, gracias la inscripcion que llevaba en su tapa. Como era un reloj bueno, uno de los trinkas ya le habia echado el ojo, pues todo el mundo sabia que ellos se repartian las cosas que les expropiaban a los que cogian candongueando.
    Asi el incauto e inocente «asesinato» de una gallina, por la cual la nativa dueña pidio indemnizacion y todo, cuyo fin era comerla en grupo ante la escasez de alimentos que sufriamos por la tacañeria del regimiento, se convirtio en motivo de escarnio y prision, pues al ser dos tipo con boinas rojas fueron sentenciados con mas rigor y saña: dos años de privacion de libertad en Cuba. Fueron sentenciados a ser «enyesados» como se decia, aludiendo a que al principio de la guerra los que iban condenados por delitos o por desercion para Cuba se les enyesaba todo el cuerpo como una manera de maniatarlos sin mostrar esposas o cadenas, pues eso daba una mala imagen y ademas, la guerra de Angola en aquellos años del inicio, como todos saben, era algo secreto.
    Para cuando ocurrio esto que cuento, ya no se usaba ese procedimiento, si es que se usaba, pues eso esta dentro de los cuentos que uno escuchaba alla y nunca pude comprobar si era cierto.
    Fueron enviados a Cuba como presos de guerra y tuvieron la suerte de que un alto oficial de las FAR que «construia su casa con recursos propios» y cuyos obreros de la construccion eran presos tambien (no hay necesidad de decir que la casa no le costó nada hacerla) y que era bastante «buena gente» se conmovio de ellos y los puso bajo su mando, y por buena conducta libraron un poco antes. De lo que nunca se libraron fue del escarnio de haber estado presos casi dos años por matar una gallina y haber perdido el prestigio de la medalla de Internacionalista, ademas de los carnets de la UJC.
    ¿Cuántos años le deben haber echado a los altos oficiales que solian cazar gacelas ? ¿O a los trinkas nuestros que sacaron del almacen 5 sacos de arroz de un batallon que agonizaba de hambre para comprarse en la candonga una moto con side-car para sus «operaciones secretas»?

  6. Con el perdon del franco tirador, pero los campamentos cubanos abandonados que nosotros encontramos, jamas habia nada que pudiera ser aprovechado, o mejor dicho, muy poco como no fueran cajas de balas vacias o colchonetas mohosas y calderos con peste a salcocho.
    En cuanto a comida, mi primera comida al llegar al campo de entrenamiento en el que fuimos preparados a nuestra llegada a Angola (Funda) fue un desayuno con un pancito del mismo tamaño de los de la cuota pero lleno de gorgojos y una media cantimplora de leche en polvo, o mejor dicho, de sémola rusa a medio cocinar. Como me dio por sacarle los gorgojos al pan, al final lo que me quedó fue casi nada, la cascara del pan, que tambien sabia a gorgojo. Al dia siguiente mis escrupulos habian sido devorados por el hambre,y me comi aquel asqueroso pan sin chistar y sin tratar de cogerle el gusto. El cafe, jamas hubo una borra hecha por segunda o tercera vez que supiera menos fuerte que aquel cafe que nos daban. El desayuno carecia de azucar, y su falta se hizo tan patente en el organismo, que 15 dias despues, cuando nos dieron dulce por primera vez, me fui al basurero y recogi una de las latas de mermelada de ciruela que el cocinero habia acabado de botar, practicamente vacía, que tenia una costra en el fondo y me la lleve a la barraca, y alli la raspé y le eché agua, y me tomé aquel enjuague como si hubiera sido la mas rica bebida del mundo.
    Cuando vino el jefe de la mision, atraer a su hijastro y al hijo del ministro (omito el nombre), los 2 cadetes del MININT que venian a pasar el entrenamiento con nosotros (y despues, por supuesto, serian devueltos a la Mision en Luanda, no irian p’al monte con nosotros, hijitos de papá no serian expuestos a una muerte posible, claro está), ese dia hicieron una buena comida y hasta una cervecita nos dieron…y cuando se fueron, todo volvio a la normalidad: gorgojos cada vez mas numerosos en aquel pan que sabia a rayos, y la comida mala hecha por aquellos «cochineros», y los entrenamientos violentisimos en los 2 campos de obstaculos, llamados «Cosmos» porque pasarlos era una proeza casi de astronautas, pues empezaban con una torre de 5 metros de la cual habia que lanzarse y caer parado, fusil en mano, y terminaba con un campo de infiltramiento, lease alambrada tejida como una tela de araña a solo 30 cm del suelo de mas de 100 m de largo, por la cual habia que arrastrarse bajo el fuego cruzado de dos ametralladoras, y si alguien perdia los estribos y se atacaba de los nervios, queriendo levantarse por lo huecos de la alambrada en medio de aquel infierno, habia que lanzar una bengala, que si salia a buen tiempo hacia que los tiradores interrumpieran el fuego….Y todo eso con aquella comida que la mejor de las veces, los dias de fiesta, como deciamos, era atun, flotando en aquel aceite, directo de la lata a la bandeja, arroz viejo mal lavado y un agüita de chicharos o frijoles, o sopa de fideos, sin un condimento y por supuesto con sustancia de gorgojos tambien (parece que habia invadido el almacen un ejercito de gorgojos o que aquellas provisiones llevaban mas de dos años sin renovarse). Los oficiales superiores comian en otro comedor, y jamas se quejaron de aquel oprobio de los gorgojos…..

  7. Es increible como en algunos estados mayores de regimientos y brigadas se cogian la comida para un grupo selecto de jefes y altos oficiales(especialmente la carne), y la tropa pasando tremenda hambre, me recuerdo que el jefe de estado mayor de la mision militar cubana(cuyo nombre no quiero acordarme) era un general gordiflon, que su debilidad era la comida, cuando visitaba alguna unidad lo sobornaban con una bandeja llena de bistecks y otros manjares, al ver eso yo le decia a otros oficiales, mira por ahi va la carne que nos tocaba comer en los pasados tres meses

    • Si usted estuvo en Luso (Luena) quizas se refiera al coronel Valle Lazo, apodado Ballenazo a causa de su obesidad. Es ese el personaje al que se refiere?

  8. Razones de la guerra de Angola:

    Dice:

    no es un misterio: Recursos Naturales

    —–
    Ninguna nacion va a una guerra por recursos

    naturales, que no estamos en el Siglo 15 o 16.

    Fidel queria probablemente foguear a su tropa.

    probar las lealtades… y

    poner su nombre en los libros de

    historia universal alimentando su ego

  9. Siempre me interesó saber porque Cuba se fue a la guerra de Angola, siempre crei lo que decia el gobierno: que habiamos ganado esa guerra mas alla de cualquier duda, sin embargo cuando entro a los links de youtube y otros me encuentro con post y videos de sudafricanos contando una historia diferente. Incluso algunos de las entradas hechas por veteranos de las SADF que cuentan unas historias muy diferentes de las que cuentan en Cuba, por ejemplo de la batalla de Cuito-Cuanavale. Algun veterano cubano podria decir desde su punto de vista que sucedio? Gracias

    • Buena pregunta. Es posible que las reservas de petroleo del pais eran muy estrategicas y lo mejor seria que se «quedaran en el campo socialista».

      Sinembargo, mientras mas leo acerca de este conflicto y sus protagonistas mas preguntas salen a flote. Por ejemplo, Savimbi decia que el era un socialista y que el queria implantar un socialismo africano en Angola. No es un secreto que China apoyaba a la UNITA con armas y entrenamiento (http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB67/#doc4).

      La razon por la cual Cuba se metio en Africa no es un misterio: Recursos Naturales.

    • Mira estube alli y te puedo decir algo sobre lo mismo,la pasamos muy mal ya que estabamos sercados y teniamos mala posicion pero si te puedo asegurar que ganamos por lo meno esa batalla,ya an pasado muchos anos y sabemos todo en realidad .
      El cocinero y el sanitario fueron las primeras perdidas que tuvimos ,estube en la unidad de destino especial de lubango y fuimos a ronper el cerco que fue muy dificil,fueron los dias mas duro de mi vida que apenas tenia 19 anos.
      Bueno para que contar ahora etoy lleno de psoriasis una enfermedad de la piel que proviene del stress y familiar , pero en mi familia no existe nadie con la misma enfermedad ,tambien otros collega poseen los mismos sintomas.
      Saludos a todos los veteranos
      pedro

  10. Increible! Eso da pena! Ejemplo clasico de como se administran las cosas an Cuba, en una esquina sin nada y en la otra con demasiado. El ejercito no es inmune contra ese virus. Creo que Ochoa habia admitido que parte de sus negocios eran para burcarle comida a la gente bajo su mando. Pero eso ahora es un secreto entre el y Dios. Es posible que algunos de los que visitan ese sitio sepan mas de la verdad.

    Segun me conto un amigo sudafricano que participo en la guerra como franco tirador, el dice que en ocasiones cuando su tropa encontraba un campamento cubano abandonado ellos encontaban de todo, carne enlatada, comidas en perfecto estado. El dice que hasta habrian las latas y le metian mano. Yo le pregunte si ellos no tenian miedo a que estuviera envenenada y el me respondio con el clasico: «Lo que no mata engorada!»

    • señor merino su amigo sudafricano le mintio en angola en los campamentos cubano no encontraria ni harina ya que la rasion era una latica deleche condensada dearroz una defrijoles y una cucharadita debardelan o atun o zardina y acuestaet adormir

    • No es cierto, ya que nunca teniamos comidas en abundancia , ademas las tropas cubanas que estaban estacionada nunca fueron tomadas por el ejercito sudafricanos ni en campamento , solo las unidades de Olivo lucha contra vandidos y la unidad de Destino especial a la cual pertenecia eran las unicas que estaban en contante mivimiento,nunca tubimos comidas en esa cantidades y nos daban unas galleta que las mismas no daban adsolutamente anbre asi como pastilla para la gana de tomar agua, si hay alguien aqui de las tropas especiales del ano 1980-1982 puede rectificar mi comentario,estube en la unidad de destino especial en Lubango .

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: