La pacotilla (II)

Vendedoras callejeras en las calles de Luanda

Vendedoras callejeras en las calles de Luanda

Conseguir pacotilla era uno de los escasos y secretos placeres de los cubanos durante su estancia en Angola. Desear o poseer esa amplísima gama de artículos brillantes, olorosos e inexistentes en la isla, definidos con una sola palabra, «pacotilla», era considerado un pecado  moral, un vergonzoso rezago del capitalismo y era castigado por el mando militar. El sustantivo tuvo una connotación peyorativa durante muchos años, pero terminó siendo objeto de choteo,  a la par de las prédicas de austeridad del gobierno.

En Angola pudo más la naturaleza humana que las monsergas ideológicas y el miedo al castigo. Muchas veces los propios oficiales eran los que más acaparaban pacotilla. A escondidas, los internacionalistas cubanos buscaban relojes de pulseras, ropa interior femenina, pullovers, pantalones de mezclillas, camisas «Manhattan», pañoletas de mujer, zapatos, lentes oscuros, radio-cassettes, jabón de baño y pasta de dientes de la buena entre otros productos.

Para conseguirlos, canjeaban en la candonga varios de los artículos que recibían para su ración y también algunos que sustraían al igual que los angolanos de las donaciones caritativas. En el trueque entraba casi todo: latas de sardinas y de leche Nido, aceite vegetal, manteca, arroz,sal, azúcar, ropa civil de uso… todo lo que se pudiera vender, hasta comida recién cocinada que se le quitaba a la tropa. Los angolanos en la candonga no aceptaban ropa militar y tampoco les gustaba mucho el ron cubano, porque les parecía muy fuerte.

El soldado que estaba negociando siempre corría riesgos. Si te cogían, podías ir preso allí mismo en la unidad militar y se te negaban condecoraciones y ascenso militar.

Uno de los casos más sonados fue el de unos soldados de retaguardia del regimiento Huambo, a quienes se les decomisó grandes cantidades de harina de trigo, jabón, carne enlatada, y muchas cosas más, entre ellas municiones y gasolina, y todo lo vendían en la candonga. Los calificaron de colaboradores de la UNITA y los mandaron enyesados de pies a cabeza para Cuba. Enyesados, sí, con yeso ortopédico para evitar su fuga.

Había mucho negocio, pero eso de que un cubano llegó a cambiar un helicóptero por pacotilla parece más bien una bola.

La gente sí se arriesgaba para conseguir pacotilla. En el Frente Sur, en una época los cubanos llegaron a contar con un presupuesto para comprar carne de res para las tropas, en un radio de 3 a 5 km de sus campamentos. Sin embargo, los encargados de buscar las reses se alejaban más de lo permitido, a veces hasta 80 km o más dentro de territorio enemigo,  donde se podían comprar las reses a 3,500 o 4000 kuanzas, para usar el dinero sobrante en pacotilla.

En una de esas incursiones, una escuadra pasó por un pequeño caserío con la bandera del MPLA y unos 40 km más adelante, después de comprar las reses,  se topó con el hijo del jefe del MPLA del pueblo que había ido a avisarles que el pueblo había sido tomado por la UNITA. Era la única carretera en la zona.

Los soldados cubanos les amarraron las patas a las reses y las tiraron al piso de los camiones, se parapetaron detrás de ellas y  pasaron por el pueblo a toda velocidad a puro tiro y lanzando granadas de mano. Escaparon gracias al factor sorpresa -la UNITA no esperaba tal ataque- y luego, contentos, y repuestos del susto, se repartieron el dinero sobrante, para comprar pacotilla. (Relato hilvanado con los testimonios de los lectores Martín, Carlos A. y Tchamutete)

18 respuestas

  1. Hubo incluso jovenes del SMG (asi como lo cuento) que al ser interrogados en confianza acerca de por que habian aceptado venir a esa guerra te confesaban que era la unica forma que tenian de comprarse una grabadora o un ventilador de pie. Aqui se puede ver que su inmadurez y desconocimiento de la realidad les jugó una mala pasada a algunos que no tenian un fundamento ideologico fuerte o que no se sintieron presionados por su militancia politica para aceptar sea viaje al extranjero sin pasaporte ni billete de avion y que podia costarles la vida. Los que viajaron en barco estaban en peores condiciones pues algunas veces tenian que estar escondidos sin mostrarse en cubierta, pues ademas de ser barcos de carga, habia el peligro de ser detectados por aviones que sobrevolaran el navio.
    Estos jovencitos de los que hablo eran los que mas rapido entraban en el pacotilleo.
    Yo recuerdo que el tipo al que mas kwanzas le vi era un sargento de mi batallon, que un dia me encargó en la candonga una manzana para ponersela a Shangó y sacó el rollo de billetes del bolsillo, diciendome…» y eso no es nada, tengo tres bolsas de careta antigas enterradas con «mis ahorros». De paso me consigues pimienta negra tambien y dos velas que le voy a poner un ebbó a Echú para despetroncar al trinca que tengo encarnado hace dias pues algun chivaton le ha dicho que tengo plata…» Y esa plata era de la pacotilla. De donde la sacaba? Eso nunca lo pude saber exactamente.
    La plata por la pacotilla creció, y el ebbó salio mal pues el trinca siguio despetroncando gente, aunque a él lo dejó quieto (dicen algunos que porque era informante de aquel trinca).

  2. Yo tengo un primo que estuvo primero que yo en Angola, y estuvo 2 años en un puente, y para poder traer al pacotilla tuvo que echar los jabones dentro del mismo paquete en que traia el cafe…aquel cafe olia mas a jabon LUX que el mismo jabon, y era cuando la gente aun no habia prendido a tostar chicharo para ligarlo con el cafe, lo que se tostaba era harina poliester, aquella harina de maiz a la que ya se le habia quitado la maicena, mi tia decidio liagr ese cfe con el otro en vez de echarle harina, y ni retostandolo perdio el aroma a jabon. Quienes salieron ganando fueron las mujeres de la familia pues las pañoletas que le strajo de regalo mantuvieron el olor a jabon mucho tiempo despues de haberlas lavado.
    El trajo regalos de pacotilla para todo el mundo, para si mismo lo unico que trajo fue alcoholismo. De su regreso en adelante bebia y bebia y lloraba a veces cuando creia estar solo. Habia perdido a casi toda la escuadra entre heridos y muertos en ataques que les hicieron a aquel puente, que al final tuvieron que volar ellos mismos. Hoy ya no llora, no sé si recuerda, pero sigue bebiendo…

  3. Recuerdo que un avez, estando en el hospital custodiando a unos enfemeros que fueron a buscar medicamentos trajeron a un cubano herido por una mina caza bobos que habian puesto d etrampa para impedir a los nativos entrar a la unidad y el cubano, por cambiar unas latas de sardina por pacotillas olvidó las señales, pisó un alambre y la mina explotó, dejandolo vivo de milagro, solo le hizo unas heridas en las piernas que le quedarian para siempre como recuerdo de su estupidez. Pero el trinca que estaba con él, y lo tenia medio que detenido, pasó un mal rato pues se apareció un nativo con una jaba llena de relojes digitales mierderos exigiéndole que le pagara los que le debia antes de encargarle mas, y el trinca embarajandole que no lo entendia, pero el nativo no se dejaba emgañar y le gritaba que le habia comprado 8 relojes y no se los habia pagado, que le habia prometido latas de sardina y petroleo y que si no le pagaba iba ir al batallon a reclmarle a su jefe. Yo no se que le dijo el trinca que el negro se fue echando, y aquel oficial sudaba gordo, estaba azul y no hallaba como hablar con el soldado y con nosotros que nos habiamos llevado el pase. Lo unico que nos dijo fue: Na, que uno a veces tiene que trabajar encubierto y hacerse pasar por un soldado candonguero para poder descubrir a los que de verdad candonguean…
    Los otros soldados y yo nos miramos y no dijimos ni esta boca es mia.
    Esa impunidad era habitual en ellos.

  4. De el año 1978 al año1980 estuve asignado al batallon #2 en el poblado de Viana,eso esta a 18 km de Luanda.Recuerdo que estaba el batallon #2, al mando del capitan Mastrapa,al fondo y como a 500 metros estaba un grupo de cañones 85 milimetros y al mando de un oficial de nombre Buchereau y como a200 metros a la izquierda habia un grupo de cañones 57 mm al mando de un oficial que le decian El Tinta. Estas tres unidades eran conocidas por el resto del regimiento como el triangulo de las bermudas por la mala fama de estos tres oficiales al mando y la disciplina casi de reclusos que imponian,todo cambio un poco a nuestra llegada ya que eramos el primer grupo de reclutas mandados a pasar el servicio militar en Angola y pese a todas las medidas nos fugabamos a los quimbos a negociar,comprar comida etc, ya que el hambre que pasabamos era terrible mientras los oficiales tenian comedor aparte y salian a la capital a fiestas todas las semana.Recuerdo que alas 10.00 pm era la hora de acostarse todo el mundo y despues de esa hora dos o tres nos escapabamos de la unidad,solo armados con bayonetas y caminabamos como 2 km por el monte hasta llegar a una nave donde almacenaban pan que luego en la mañana vendian a los angolanos y en ese lugar burlabamos la vigilancia de los guardias angolanos y nos metiamos por una ventana a robar pan ,hoy pienso que facil nos hubieran matado y me imagino que les dirian a los familiares que caimos en cumplimiento del deber porque ni locos hiban a decir que morimos por no morir de hambre.Alguien de esa epoca en el Bon 2?

  5. hola :estuve en la zona de la rotonda de huila en los anos 82-84 alguien del batallon de t-34 soy el q llamaban el cok ,creo q vi una noticias de los cubanos q trabajaron en los diques de la isla de curazao q le metieron una demanda y ganaraon al gobiernos de cuba por explotarlos ,propongo nos unamos los q fuimos a angola y demandemos al gobierno de cuba por utilizarnos como carne de canon por sacar todo el oro y e maderas preciosas de angola

    • No sé si una demanda así prosperaría, pero sí creo que el estado cubano debería pasarles al menos una pensión a todos los veteranos, todos los internacionalistas, civiles o militares.

    • Luis, sería muy interesante que contaras alguna anécdota de esa época. Slds

      • bueno realmente en la epoca del 82-84 q estuve en lubango exactamente en la rotonda de huila estuvo muy tranquilo aquello por alli solo q nos tenian hasta la coronilla con el p1 q era q teniamos q levantarnos todos los dias a las 5 a hacer guardiasantiaerea y referente alhambre q se pasaba alli si tengo q contar q habia meses q solo comiamos arroz y frijoles en las comidas y aquellos frijoles eran agua figurate q teniamos q dejarlos en la bandeja de un dia para otro y como hacia mucho frio se ponia duro en la noche y asi lo comiamos al otro dia tambien un dianos robamos el camion de de la unidad de flecheros q era donde yo estaba para salir a buscar comida aun pueblo cerca y da la casualidad q dieron alarma de combate yel camion no estaba y no pudo salir la unidad para la alarma de combate y alos q nos robamos el camion nos llevaron preso parael regimiento creo q nos iban a llevar preso para cuba pero nos salvamos porq creo iba de visita por el regimiento creo q el politico de las far de cuba y parece q cogieron miedo q dijeramos por q nos robamos el camion o sea q fue por hambre ya q no nos daban carne y parece q por eso nos soltaron

      • Tragicómica esa anécodota Luis, se salvaron en tablitas de virar «enyesados» para Cuba, ¿no?

  6. En «loma Blanca» habia una tienda donde te comprabas cosas dirigidas al terminar la mision,nosotros los oficales(hablo de los reservistas)cogiamos un poquito mas de kwanzas,si eras caravanero y bisneabas un poquito;podias hacer negocios al final de tu mision,le dabas Kwnzas aun recluta u oficial para el tv o la grabadora,ropa ,ron etc .Claro si te cogian en el brinco(candongueando),el primer ‘»BONCE»O BAON como deciamos los cubanos,ibas directo al «ortopedico» y de ahi al «Pitirre».Un amigo mio tecnico de armamentos,tuvo la suerte de ser designado para traer trofeo de armamentos enemigos para el generalato y compro dos veces en la tienda de Loma Blanca,por cierto para traer esas armas(desde lanza cohetes hasta fusiles y morteros de50 mm,bajaron del avion a unos cuantos que habiamn terminado su mision.Tambien leponian cerveza y selascobraban en Kwanzas para que no tuvieran mucho dinero para gastar en «loma Blanca» .Ayude a muchos pues tenia clavada(escondida)una bolsa de careta antigas repleta de kwnzas y le ayude con la pacotilla ,a mas de uno.Los generales y jerarcas grandes robaban de todo,habia que ver,los camiones sellados en las caravanas,o los cargos en los AN -26 (aviones)via Luanda.esos si gozaron la guerra y sin salir del Puesto de Mando

  7. De Angola no traje pacotilla, era medio comemierda yo en esa epoca, me parecia eso una debilidad ideologica. jejejeejeje, todo a pesar de tener dos pantalones feos cantidad y un par de zapatos.
    Cuando regresamos en el punto cero de guanabo, (esto era una escuela para guerrilleros extranjeros), esta enfrente de la playa brisas del mar, no confundir con la casa de fidel. nos formaron y nos dieron una radio grabadora doble casetera, un jean y un pullover con rayas, otros cogieron un ventilador y cosas asi. Eso era un privilegio, bueno lo vimos asi.
    Mi abuelo que estaba claro en esa época me decia:
    sigue comiendo conciencia, que vas a cagar medallas.
    Estaba claro el viejo gallego.

  8. […] (LUG)-Conseguir pacotilla era uno de los escasos y secretos placeres de los cubanos durante su estancia en Angola. Desear o poseer esa amplísima gama de artículos brillantes, olorosos e inexistentes en la isla, definidos con una sola palabra, “pacotilla”, era considerado un pecado  moral, un vergonzoso rezago del capitalismo y era castigado por el mando militar. El sustantivo tuvo una connotación peyorativa durante muchos años, pero terminó siendo objeto de choteo,  a la par de las prédicas de austeridad del gobierno. (Más en BLOG La última guerra) […]

    • Si conseguirla era dificil, trasnportarla o hacerl apasar era peor.
      Los oficlaes que viajaban de vacaciones a veces tenian compromisos con los osldados de llevarles relojes, y ropa de niño a sus familias. En mi unidad habia un grupo de oficiales que eran reservistas y por tanto tenian muy buena relacion con su tropa (los militares de carrera eran menos arriesgados y comprometidos, a veces). Como en esa epoca se usaba viajar de traje o guayabera (estaba prohibido viajar con ropa militar, cosa que luego se volvio obligatorio cuando ya no valia l apena guardar tanto secreto o misterio sobre las tropa en Africa) debajo de aquellos trajes lo que iba era de ampanga. Habia oficiales que habian bajado d epeso y por tanto el traje les quedaba ancho, de manera que podian ponerse dos y hasta 3 bloomers, medias de pelotero o pantys rellenas de pullovitos de o jueguitos de niño, con los dobladillos de las sabanas hacian unos largos tubos y alli, enlazados unos con otros iban echando los relojes, y despues se los envolvian en la cintura o se los cruzaban por el pecho como una canana, la gente pasaba de todo, desde cuchillos de caza hasta animales escondidos. Cuando ya eso no daba mas, pusieron el detector de metales para joder eso y para poderle quitar mas pacotilla a los soldados y oficiales, que ya habian demostrado haber aprendido bastante…..de manera que trabajar en la aduana militar se convirtio en el mayor negocio de la guerra.
      Habia que poner todo lo que uno llevaba en una mesa, donde abrian los maletines y te revisaban, pues si llevabas cosas de metal encima, sonaba el aparato. Los aduaneros abusaban mucho, aunque a veces tenias suerte y te tocaba uno que no estaba para el daño, o que era socio de un socio, o pariente de un combatiente y decias una contraseña y el tipo entendia. Pero a veces los cambiaban. Y se te ponia dificil el asunto. Ya uno sabia que si queria pasar una ducha, debia comprar dos, la segunda para el aduanero.
      Las cosas compradas en Futungo o la Muñeca tenian un recibo, por tanto esas no las decomisaban pero siempre se podian pasar algunas cosas como si las hubieras comprado «oficialmente»; cosmeticos, algun reloj, juguetes, en fin, boberias. Los que llevaban buenas cargas eran los altos oficiales, pues ellos no pasaban por ahi, iban directo al avion o podian enviar cosas en las valijas, ademas de que les pagaban mucho mas que a los demas combatientes, les dejaban pasar regalos que un soldado se le hubiera decomisado. Objetos de arte, tallas en maderas preciosas, equipos electronicos de lujo, piezas de autos o motos, joyas y ropas de marca (no las imitaciones baratas de la candonga). En fin la Pacotilla es un capitulo aparte.

  9. Toda la pacotilla de Angola no valia ni la mitad de la vida de uno solo de los tantos cubanos que alli murieron, aunque desgraciadamente la falta de productos en Cuba llevo a que muchos vieran un poco de luz en sus oscuras vidas.

    El tema de la pacotilla es algo muy triste, como lo fue toda la guerra, ya que nadie sabe ciertamente cuantos cubanos arriesgaron y hasta perdieron la vida por tres o cuatros boberias que en cuba no podian tener y en Angola podian conseguir. Yo recuerdo que sin apenas llevar un mes alla, un dia me fui con un grupo de cubanos que ya llevaban mucho mas tiempo, hasta un pueblito que quedaba como a 5 km de nuestro batallon, sin armas ni nada con que defendernos para cambiar un reloj POLJOT (ruso) que habia llevado de Cuba por un VIKING que ni se de donde era y salio malisimo, y como yo, cuantos mas cometieron tan grande error que a muchos como ya dije hasta la vida le costo.

    Pero lo mas triste es que mientras nosotros, los soldados cometiamos esas barbaridades y nos arriesgabamos por casi nada, que al que cojieran lo menos que le podia pasar era que lo mandaran para cuba enyesado, ya que esto estaba prohibido, los “jefes” si podian buscar y llevar para Cuba todo lo que quisieran y mientras mas alto era el cargo mayor era la cantidad y calidad de pacotilla que llevaban, cuesta trabajo creer que mientras miles de cubanos se jugaban la vida en el sur de Angola, gentes como el señor Ochoa y compañía se pasaban la vida festeando vacilando en Luanda, entre otras cosas cambiando y vendiendo la comida que necesitaban las tropas por la famosa “PACOTILLA”. Y eso lo hacian todos sin excepción, unos mas otros menos pero nadie escapaba al delirio de poderle llevar a sus seres queridos en Cuba aunque fuese un pañuelo de cabeza de regalo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: